Maldición eterna a quien lea estas páginas

Quedó escrito.



El Bar Central de Apuntes.



Anoche miraba por enésima vez La hora de los hornos y Memoria del saqueo, ambas de Fernando Solanas. Así como en los '80 me hicieron tragar la ampulosa parodia radical de La República perdida en Historia, hoy deberían hacerle ver esto a los chicos en el colegio. Y no solo a ellos, sino a sus padres y abuelos que viven con una concepción tan equivocada de la política.

Tengo miedo, porque mi raid por Capital y conurbano de ayer me hizo ver que las cosas no son tan claras como versa la cadena de blogs genéricos a favor del FPV, de la cual participo leyendo y opinando a favor.

En mi trabajo no les interesan las elecciones, sino que están más preocupados en bostas tipo Zeitgeist y demás teorías conspirativas. Un muy buen amigo se compró una katana para rebanar zombies cuando el mundo se vaya a la mierda.

Salgo de ahí, voy a la Facultad, esta vez contento porque tengo a mi profesora favorita, un lobo estepario que conoce de la vida como ninguna otra persona. No por nada, es titular de la cátedra de literatura rusa, una de las que mejor entendió al hombre como Ser. Es de las que te conecta lo que enseña con este mundo, nunca lo aísla, y aborrece citar teorías literarias o sentarse en la torre de marfil para desgranar un texto. Y está en contra de la propuesta oficialista. Me entristezco.

Bajo en Constitución. Se escuchan bombos y bombas. Veo a los trabajadores peregrinar, una verdadera fiesta. Me alegro de que así sea. Veo que han olvidado como los garcó Moyano en los '90 al llenarse los bolsillos mientras sus padres quedaban en la calle. Pero me alegro igual, aunque una señora me toma del brazo y me dice: "Fingí que estás conmigo porque tengo miedo de que me violen". La acompañé hasta la parada del 148, oyéndola despellejar a D'Elía por soberbio y a Néstor por creer que en sus manos y sólo en sus manos está nuestro destino. No estuve de acuerdo, sólo me entristeció su ceguera.

Llego a mi Bernal Oeste. El viento levanta polvareda en las calles de tierra, mis vecinos me preguntan si me tuve que comer la manifestación y critican a Néstor, Moyano y D'Elía. No lo puedo creer.

Gente, tengo miedo. Porque esos 4 estratos de la sociedad (intrascendente, alta, media y pueblo) no leen los blogs que tienen el banner de Cris/Pasión o Prensa Canalla. Tampoco se dejan llevar tanto por los medios como ustedes creen, subestimándolos. Creo que se está haciendo una campaña horrible, con frases que podría haber dicho tranquilamente Lilita (la profecía my way or the highway fue malogradísima).

Tengo miedo porque sé que este modelo es imperfecto, pero es el que más se acerca al que yo pretendo para el país. Me gustaría que se abra un debate sobre la nacionalización del petroleo y el gas, que significa una renta mucho mayor que la del campo para el país. Me gustaría que se aclare por qué se le dió concesión por 20 años a 3 canales de aire y ahora se habla de la Ley de Medios. Pero no es momento de buscarle la cuarta para al gato tullido, sino de apoyar, más que con ellos, contra los otros.

Tengo miedo de que por hacer camapaña para esa franja de votantes que ya tienen asegurados pierdan a mucha gente que va a poner su opinión confusa en un sobre a favor del colorado impresentable.
Tengo miedo de que vuelva el noventicidio. Pero tengo ganas de ver a la gente convencida. Porque muchos creen desde sus pseudointelectuales blogs que el pueblo está con nosotros, pero están muy equivocados. El pueblo estuvo con Menem, aún después de haberles quitado el trabajo y la dignidad. Y hay que decir la verdad: Néstor es pésimo para dar discursos, hace lo que haría yo en su lugar, se le sale la cadena y empieza a tirar mierda para todos lados. Y la gente prefiere la tranquilidad impostada en un comercial de campaña mal editado y con lugares comunes. No hay que ganarse a los peronistas, hay que ganarse al pelotudo medio argentino. Y si es necesario mentir, que se mienta.

Sé que los blogs que escribimos genéricamente (todos hablamos al mismo tiempo en contra del Grupo Clarín, todos defendemos a D'Elía y criticamos a Susana) buscan un modelo social parecido al que busca el gobierno y al cual adhiero, pero no alcanza. Si el PRO se acerca en esta elección, es muy probable que gane el 2011, y ahí sí que agarro mis cosas y me voy de este país. No vale la pena pelear por un pueblo que se equivoca de manera tan grosera tantas veces seguidas.
Como leía en un artículo de Página/12 hace dos días, la proclamada democracia de internet es una mentira: el sometido no va a dejar de estarlo por la existencia de internet y su voz plural. Y creo que el futuro de este medio está en tratar de buscar una manera de hacer cambiar el status quo. Tiene las armas, dependerá de quienes la manejan, y si siguen juntándose en grupitos autocomplacientes o buscan como llegar al pensamiento del hombre medio. Si las armas se usan mal, puede volverse una nueva televisión y ser inofensiva.

Si, por ejemplo, tomamos un tema como las candidaturas testimoniales, y le preguntamos al pueblo, lo que ven es el miedo a perder. Parece que se hubiera olvidado que De La Rúa se fue, en gran medida, gracias a perder esta elección, y que Cristina se aseguró el 99% de la futura presidencia arrasando en 2005. Pienso, y ustedes me dirán su opinión, que en lugar de haberle dado la jefatura de Gabinete, podrían haber preparado y guardado a Sergio Massa para este momento, y rodearlo de una Nacha o Carlotto y algún peso pesado o intendente conurbano. Ir mostrándolos por un año, excluirlos de los temas ríspidos, y largarlos a la arena de un año para el otro. Las cómodas paparruchadas que il popolo adora.

Esto es como una charla de mate, un café, elijan. Diferentes temas, opinen del que quieran.


Queda escrito.

Todo Nocivas

Fiebre porcina (o, si querés quedar cool, influenza)

Así como Chupete dijo "el gato se comió al pato", ¿el chancho se comió al mosquito?

Así comenzó el virus:




De alianzas y testimoniales.

Se anunció formalmente la lista de candidatos provinciales testimoniales por Bahía Blanca del partido de la gente/Nueva Provincia, les paso los 3 primeros lugares:
1. Videla
2. Masera
3. Agosti

Pero...la franja opositora va a presentar batalla y presentó su propia lista testimonial:
1. Anaya
2. Astiz (representante de las caras jóvenes de la política local)
3. El Tigre Acosta

Si no conocen la filosofía del lugar, lean ESTO y verán.



Queda escrito.

¿La cultura es la sonrisa o la mueca triste de Pagliacci?

Allá por 1999, cuando asumió el poder la Alianza, recuerdo haber visto un recital festejando la vuelta de la seriedad a la casa Rosada que me provocó comentarle a mi hermano "El regreso de los muertos vivos. Andá sacando las remeras fluorescentes que volvieron los '80". A la distancia, en un momento en el cual creo que todo se nos ha ido de las manos a nivel moral más que político, me pregunto:
¿Qué sería de un artista en el poder? Porque nadie se debate si es correcto que economistas sean candidatos, si la carrera de abogacía es la habilitante para aspirar a cargos públicos y, peor aún, si es normal que empresarios se aboquen a sembrar pánico e incertidumbre queriendo acceder al poder. Si bien poder y arte son palabras que no se han llevado muy bien desde edades en que ésta última sólo se daba a partir de mecenas, hay numerosos ejemplos de hombres de artes que han intentado servir a su pueblo desde un lugar de compromiso público. Luego de años en que los medios mundiales les han lavado la cabeza a la gente para que piensen que la política sirve sólo para robar (los que ejercen ese arte han hecho mérito, cabe reconocerlo), hoy el ser humano medio vota a De Narvaez mientras ríe cuando ve a Schwarzenegger dando un discurso.
Sin contar a los EE.UU., cuna de los más impresentables candidatos de la historia (sostenidos por el aparato del partido, algo tan criticado acá y, sin embargo, sostenido sin cuestionamientos en el país admirado por los imbéciles de derecha locales), busquemos cuatro ejemplos de artistas devenidos en políticos:




I. Mario Vargas Llosa, Perú, 1990: De un hombre que ha sabido escribir las páginas más importantes del Perú -desde Francia- del boom -de ventas- latinoamericano, uno espera un cierto grado de coherencia. Cuando el pueblo peruano pedía ingresar al mundo, confeccionó loas a Cuba. Luego de declararse agnóstico, se alió a conservadores y cristianos. Vaticinó al pueblo un plan de austeridad total que atemorizó a las dos únicas clases existentes en el país, la alta y la baja. Perdió contra un desconocido Fujimori y se autoexilió en su querida Francia, perdiendo la nacionalidad y los cojones. Se dedicó a escribir sobre Madame Bovary y continuó con sus novelas intrascendentes.
Conclusión 1: La mayoría de los artistas no saben enunciar lo que el pueblo quiere escuchar y adolescen al labrar alianzas, que sería el 75% del ars política.




II. Rubén Blades, Panamá, 1994 y 1999: Junto con Chabuca Granda, son los dos únicos artistas de la América hispanoparlante que han sabido congeniar lírica de protesta con música interesante -sepan disculpar, pero no creo que lleguen a su nivel ni Víctor Jara ni Silvio Rodríguez, perdón, no me entran-. Pero a nivel político, las claras ideas anti-dictadura, anti-imperialistas de Blades se esfumaron. Puede llamar la atención de los poco informados acerca de ese país que sólo conocen a Rubén y a Mano de Piedra Durán, y deducen que el compositor del himno nacional, al presentarse en dos elecciones, arrasaría. Un tibio 20% no le alcanzó para llegar a la presidencia como a Néstor, sino que lo ubicó en tercer lugar entre decenas de candidatos. Pero viene lo peor: luego de años de duras críticas a las dictaduras de Torrijos y Noriega, hoy Rubén es Ministro de Turismo (¡como lo fue el Dani!) de Martín Torrijos. Sí, sí, el hijo del dictador.
Conclusión 2: Si se dice que a los políticos hay que juzgarlos por lo que hacen y no por lo que dicen, a los artistas -según los artistas- hay que apreciarlos por lo que dicen, y no por lo que hacen.




III- Fernando Solanas, Argentina, 2007: Autor de quizá dos de las mejores obras del cine argentino -La hora de los hornos y Los hijos de Fierro-, comenzó su carrera en publicidad, y fue el primer hombre en abordar el tema de la reforma de la ley de Medios de la que hoy tanto se habla. Siempre desde un lugar marginal a los grandes grupos de concentración de poder, sus propuestas fueron indefectiblemente rechazadas en el seno del Frente Grande -la inclusión de Jaime de Nevares es un ejemplo-, hasta que finalmente fue invitado a retirarse junto con la franja izquierdosa del moviemiento ante un volantazo a la derecha, próximo a las elecciones de 1995. Su piso y techo de adhesión nunca ha llegado ni superado el 10%. Hoy, de tozudo nomás, se para frente a un Gobierno que está aplicando muchas de las medidas que, a principios de la década pasada, el pregonó.
Conclusión 3: El artista íntegro no sabe darse cuenta de que a la gente no le interesa la integridad más que en teoría. Cualquier argentino, en un hotel, se roba los jabones. El artista íntegro es como un político poco íntegro: no da el brazo a torcer ante el rival, aún cuando éste le dé la razón.



IV- Vaclav Havel, Checoeslovaquia y Rep. Checa, 1989-2003: Un hombre de letras del montón, partícipe de la Primavera de Praga del '69 e impulsor de la Revolución de Terciopelo del '89 -los checos sí que saben intitular sus revueltas-, Havel estuvo durante más de una década preso por la dictadura comunista de su país, para llegar a la presidencia de Checoeslovaquia en 1989 y renunciar en 1993, tras ver frustrado su sueño de mantener dos culturas hermanas unidas en una nación. Sin rendirse, fue el primer presidente de la República Checa en 1993, y mantuvo su cargo 10 años.
Como me decía una profesora especializada en el tema, si en aquellos años uno se cruzaba con un checo y le preguntaba como andaba el país, la respuesta por defecto sería "económicamente mal, socialmente perfecto". Amigo de Lou Reed, fanático de Frank Zappa, cristiano de diálogo, tuvo relaciones espirituales con los EE.UU. en el momento en que nosotros las carna-valizábamos, y recién luego de varios años, vió realizado su sueño de expandir la Unión Europea hacia el Este, para servir a quienes más necesitaban refugiarse en su seguridad. Se plantó en Harvard a decirles a los Norteamericanos como olvidamos que no somos Dios.
Motivó juicios morales comunismo, no sólo juicios penales. Hoy, en nuestro país, vemos como a pesar de encarcelar a todas las FF.AA. actantes durante la dictadura, una gran parte del pueblo aún seguirá ponderando sus crímenes.
Tomemos dos citas de un jefe de Estado desconocido en este lado del mundo, alguien que estuvo muy lejos de ser un gran Presidente, pero que luego de tres intentos fallidos en mi búsqueda, puede ser un mínimo hallazgo.

Sobre el comunismo:
“Mis queridos amigos ciudadanos: durante cuarenta años, ustedes han escuchado de quienes me han precedido en este día diferentes variaciones de un mismo tema: cómo ha florecido nuestro país, cuántas millones de toneladas de acero hemos producido, qué tan felices somos, qué tanto confiamos en nuestro gobierno, y qué brillantes perspectivas nos esperan.(...) Vivimos en un medio ambiente moral contaminado. Estamos moralmente enfermos porque nos hemos acostumbrado a decir una cosa y pensar otra. Hemos aprendido a no creer en nada, a ignorarnos mutuamente y a pensar sólo en nosotros mismos. Nociones tales como amor, amistad, compasión, humildad o perdón han perdido su profundidad y sus dimensiones (...) El régimen anterior redujo al hombre a ser un medio de producción y la naturaleza a ser una herramienta de producción. Así, fue atacada tanto su esencia como sus relaciones mutuas. El régimen redujo personas dotadas y autónomas a ser simples tuercas y pernos de una máquina monstruosa y grande, ruidosa y apestosa.”
Discurso de año nuevo de 1990 a Checos y Eslovacos.

Sobre el mundo posmoderno:
"Hoy, la única esperanza verdadera de la gente es la renovación de nuestra certeza de que nos encontramos enraizados en la tierra y, al mismo tiempo, en el cosmos. Ser conciente de esto nos dota con la capacidad de la trascendencia personal. Políticos y foros internacionales pueden reiterar miles de veces que la base del Nuevo Orden Mundial debe ser el respeto universal a los derechos humanos, pero eso no significa nada en tanto ese imperativo no derive del respeto al milagro del Ser, el milagro del universo, el milagro de la naturaleza, en fin, el milagro de nuestra propia existencia."
The need for trascendence in the postmodern world.

Conclusión IV: El artista tiene el don de darse cuenta de que no todo en política se refiere a estar económicamente ordenado, sino humanamente en paz, un contrato moral que no se sella en reportajes con Majul ni en medio de conflictos que ponen en peligro a la democracia.



Un artista no puede vivir en otro sistema que no sea la democracia. Y en estos tiempos es una verdadera lástima que los artistas no tengan el cerebro ni el espacio para informar a las masas acerca de lo que está sucediendo. Desde hace un año, en nuestro país hay un modelo democrático que se apoya en 26 años de democracia, y otro anti-democrático que se basa en más de media historia de dictaduras y una década de neoliberalismo. Sería bueno tener un artista que sea capaz de discernir y decir esto, y que su mensaje llegue al pueblo. Lamentablemente, no lo hay.


Queda Escrito.

Dos países tibios. Un país caliente.

Fernando Peña fue siempre el ejemplo de personaje que me desagrada profundamente. De esos que hablan "en nombre del arte" y no son capaces de enumerar más de 3 libros que hayan leído. De esos que te hablan de que un artista debe romper moldes y ser revulsivo, y cuando le preguntás el significado de la palabra no saben definirlo y te escupen un "sos un boludo vos". De esos que prefieren resguardarse bajo el paraguas del pop art para justificar que miran todos los programas de chimentos y extraen sus monólogos de las discusiones de Rial con la modelo o invento de turno. De esos que esperan todo el tiempo que te fijes en su envoltura o decisión sexual para anular todo intento de debate, porque a un autoritario de zona norte no le interesa debatir. Es más, debe lamentarse no haber llegado acá con su acto berreta de pseudo Parakultural (20 años después, no sorprende a nadie, los verdaderamente talentosos de esa época o se retiraron al estblishment o murieron) en la época de los milicos, en parte porque se hubiese sentido más reflejado en su ideal, y en parte porque alguien se hubiese al menos sonrojado con su inofensiva pantomima para nenes de 14 años. A esta altura, y creo que desde siempre, los personajes de Peña no son más transgresores que la imitación de Menotti de Sapag. Además, es uruguayo, y seguramente hubiese tenido el mismo tono discriminatorio si un tupamaro hubiese estado en su mesa, frente a cámaras (fuera del aire lo hubiese elogiado, obvio)

Jorge Lanata es un tipo al que le gusta rodearse de estos falsos transgresores, porque adora vender la imagen de periodista que va más allá. Como toda esa generación que creció bajo la figura de Bernardo, trata de hacer todo lo posible para que no lo miren los mismos ojos que lo vieron al dino, o mejor dicho, que lo miren los mismos ojos, pero azorados. Y bien, su táctica es fumar en cámara, imitar al periodismo-show sin contenido, o bien darle espacio a gente "re loca" pero insertada dentro del mainstream, como Peña o La Bersuit. Sin pantalla, se va a un tenebroso canal 26 (que no sé ni mi ineteresa si cambió de dueño, pero me extrañó que le hayan dado aire) y decide armar un show de vedetongas para comenzar su ciclo post fracaso editorial.

Luis D'Elía militó con Pérez Esquivel, con Germán Abdala, con el padre Enrique Lapádula y, durante los noventa, se mantuvo cercano al vapuleado Grupo de los 8 que vió en el PJ del momento lo que Kirchner y otros veían y callaban. Fué el referente de Naomi Klein cuando ésta anduvo por nuestras tierras.
Auténtico profeta del odio, en el sentido de Jauretche, hizo lo que muchos quisiéramos: logró la liberación de un preso político, hizo colapsar la corrupción del sistema policial encubridor, abofeteó a un secuaz de Pando y, pocos recuerdan, rodeado de un grupo de baqueanos, de gente "del CAMPO", desbarató las tranqueras de un magnate estadounidense.

Este no es tiempo de tibios, el poder de las flores fracasó hace décadas (es más, hoy no crecen floren ni trinan los pájaros en los campos, sólo vemos el arpa de brotes artificiales), hoy es tiempo de hombres calientes, ni fríos candidatos (el pánfilo de Scioli), ni tibios opositores (el pánfilo de Cobos).
Todos ellos serán escupidos de la boca de la Historia. Porque ella es la que convierte en mitos a las políticas del hoy. La gente transcurre, deviene, se deja estar. Como me dijo un remisero el otro día: "a mí me gusta De Narvaez porque se ríe lindo, además con mi mujer siempre lo miramos para ver que tiene en el cuello". Ya no respondo a esas cosas, pero en mi interior me dije: Surcando su yugular tiene tatuada tu dignidad, TIBIO.

Wagnerian Rock

Si hay que hablar de las caras ocultas detrás de lo que la monada hoy denomina rock ochentoso, no cabe olvidarse de tres productores-artistas: Giorgio Moroder, Nile Rodgers (de quienes ya he hablado infinidad de veces acá) y Jim Steinman. Tomaremos al último, creador de una sub-especie denominada Wagnerian Rock.



Buddy de Meat Loaf de toda la vida, sus mejores composiciones han sido interpretadas por el hombre a quien su seudónimo le sienta perfecto. La admiración de Steinman por la opera decimonónica de Wagner y la wall of sound "creada" por Phil Spector (¿o robada a Joe Meek?) lo llevó a pergeñar un estilo épico, que en sus alaridos y variaciones casi teatrales forjaron el sonido típico de una década (por grasa que suene, hubo un olor a década. Si tuviesemos que definir el aroma de los 2000, ¿que diríamos?)



El derroche de pompa épica que les salta cuando abren el blog es una de las dos canciones que Steinman grabó para la banda de sonido de "Streets of fire", de
Walter Hill. Siguiendo con las ponderaciones, Hill fue uno de los mejores narradores estadunidenses de las últimas 3 décadas del siglo XX, y en esta, una "fábula de rock 'n' roll", no se priva de crear un ambiente rockabilly en el cual un Michael Paré (¿?) exiliado regresa, cual héroe griego, a salvar a su doncella gritona de las garras de un Williem Dafoe punkie. Siii, un guiso digno de disfrutar. Tal vez porque fue la primera película que ví cuando salió el cable local en mi pueblo (la segunda fue una de Chuck Norris de la cual no querrán oír hablar), siempre tuve un sentimiento especial hacia Streets of Fire.



Por eso, si querés hacerme feliz no me pongas a los ñoños de
Weather Report ni al palurdo de Springsteen, sólo tirame una línea de bajo de Bernard Edwards, un temita de Giorgio con Donna Summers o una imagen de Diane Lane haciendo mímica con las gambas abiertas sobre una pista de Jim Steinman.
En los '90, con un
Emilio Estefan comandando la máquina de hacer chorizos grasosos, o en los '00, con un Timbaland jugando a ser el Rey Midas inverso (todo lo que toca lo convierte en mierda), por más que hace un par de décadas "Holding out for a hero" de Bonnie Tyler (Wagnerian en su apogeo) te haya exasperado, no se puede dejar de aceptar que suena tan potente en comparación con estas Britney cantando sobre bases de Commodore 64.

K-Men Origins, pt. 1: Magneto


Buscando América, Cap. 5: Brasil



En el quilombo dos Palmares no se vivía una orgía permanente como podría ilustrarnos cualquier relato realista-mágico, ni un sufrimiento permanente del pobre negrito, como ridiculizan las telenovelas brasileñas. Pero se vivía, aunque el libro de Historia de Ibáñez prefiera contarte la historia del feudalismo medieval en Europa antes que nuestra historia.


El Quilombo dos Palmares tenía una organización política, civil, con las mismas características de cualquier república. O reino, como gustaban en llamarlo. Era una ¿típica? organización gubernamental americana, de raíz africana, y allí fue donde el africanismo tuvo, ante el incipiente mercantilismo y el inexistente marxismo, una filososía de vida que desde aquel continente, salvo por Angola, ignoran.

Todo esto serían palabras sin sentido si mi búsqueda no se orientara a una Nueva América. Una nueva organización que desdeñe los conceptos de República occidentales, ese concepto que los portugueses intentaban inocularle a los esclavos en la fazenda para mantenerlos dóciles en su servilidad.

Ahh, las muchachas progres se asustan ante la idea de vivir en un Quilombo.
Las muchachas serias dirán que mi idea es insustentable.
Los muchachos que luchan por un mundo mejor se asustarán ante un concepto de "reino".

Quiero ver a toda esta gente coherente cuando el duende Zumbí dos Palmares, nuestro líder negro de todas las razas, retorne.

Eu quero ver, quando Zumbi chegar.

Zumbi é senhor das guerras
Zumbi é senhor das demandas
Quando Zumbi chega, é Zumbi quem manda.




Vuelta de ¡Obrigado!

Pidió una calle en su nombre
si ganara el Mundial.
Si llega al 3650,
dénle Ciudad de la Paz.

Teacher: don't teach me nonsense

No capitalism.
No Marxism-leninism.
Africanism

Fela Anikulapo Kuti

Buscando América, Cap. 4: Bolivia

Today's
politic
is
tomorrow's
mythology


Mondo Ñoño

¡Que nerd se ha vuelto este siglo!
Que te intervengo la señal del canal, que como venganza te hackeo el site.
¡Déjense de pavadas! En mi época, si teníamos algún problema nos arreglábamos como hombres... plantándote drogas en un jarrón.

La batalla anti-naval

Gente, estaba buscando material para sumar a mis subjetividades sobre lo que ha representado este feriado, y me topé con una página llamada la historia paralela
Sinceramente, me dió asco, pero no su existencia porque, si bien es repugnante, la web existe para eso, para que cada quien pueda tener su voz, por más incoherente que parezca.
Me asqueó el hecho de saber que se puede postear tranquilamente allí, y que ninguno le haya dado batalla.
Creo que deberíamos comenzar nuestra lucha dialéctica en ese lugar. Arruinémoslos, no sean vagos ni cagones, no vale comentar en los blogs donde todos estamos de acuerdo o un poquito en desacuerdo. Esto va en serio, dicen cosas horribles en ese lugar, chequéenlo y díganme si no es así.
En un par de días borro este post, así que díganme quiénes se prenden.

LA Ley.

Si querés saber porque el Grupo Clarín está taaan enojado, cubre con helicóptero marchas de 100 personas y le da espacio a gente olvidada como ese que había perdido un diente, ACÁ tenés el porqué.
ACÁ también, por si no pudiste leerlo



ACÁ también, por si querés pasarselo a algún amigo.




Este es un paso gigante para quienes perdimos años estudiando cine y TV, para luego darnos cuenta de que el medio es un rejunte de apellidos "ilustres" y nido de malformados cerebrales.

Buscando América, Cap. 3: Uruguay



Repasemos, luego de mi digresión en caliente.
El capítulo 1 de mi búsqueda se refería a todas las creencias sincréticas latinoamericanas sintetizadas en la diosa venezolana María Lionza, y el segundo al artista en todas las facetas, representado por el chileno Alejandro Jodorowsky.
El tercer capítulo me marcó a fuego, ya que tanto Alberto Breccia primero, y luego su hijo Enrique (argentino este último), han marcado, desde su arte, la visión que siempre intenté plasmar en mi inédita carrera como relator.
Mucho, mucho antes de Miller (autor que no me dice nada), su juego de sombras, sus dibujos recortados sobre el negro han sido un sello en el tuétano de mi ser, como sombras blancas buscándose en el abismo.
Hoy hay un Risso que publica en DC y millones de autores y dibujantes desconocidos para la masa que publican alrededor del mundo, pero Breccia fue como un abuelo para aquellos que, en lugar de comenzar con Spiderman o Batman, nos formamos con D'artagnan, Skorpio o Fierro.
A continuación, Breccia negro, una antología que compré hace muchos años en el kiosquito que está a la salida de la Línea C en Constitución por $5, pero que vale millones.



Canto de guerra conurbano

A ver, estoy muy enojado. A saber: hoy me levanté relativamente temprano, y veo en ese canal horrible (América) una procesión de la asqueante farándula argentina hablando con toda soltura de la situación del país y la pena de muerte.
NADIE HACE NADA POR LA INSEGURIDAD, decía el título ante las opiniones de subnormal que casi siempre vierte el judío Chiche moviendo una lapicera (¿para parecer serio, será?).

Dos cosas. Ese párrafo fue un test: seguramente van a aporrearme por decirle judío (no es un insulto, es otra fuckin' religión, de esas que no hacen nada para luchar desde las raíces contra los males de la sociedad, más que proponer soluciones extremas al problema creado que no se preocuparon por que no nazca). Seguramente notaron que el título mismo es una falacia de esos imbéciles que trabajan en los medios y no saben que intitulando así, están revelando la verdadera intención de sus jefes: que siga la inseguridad, para tener algo de que hablar.

A vos, Tinelli: compraste las 3 manzanas de la fábrica "La Bernalesa", fábrica que tus amigos milicos y Menem hicieron cerrar. La compraste por $2, a razón de que ese estupendo lugar -no quiero ni imaginar que vulgaridad pensás instalar allí- está rodeado de 2 de las peores villas del conurbano Sur, Eucalipto e Itatí.
La Itatí está lejos, pero ya comprarás a alguien para que te la limpie. Pero lo que hiciste en la Eucalipto -mayor fuente de paco del país, a pesar de ser pequeña- no tiene nombre: hiciste construír casuchas de ladrillo hueco en su fachada, para que tus inversores extranjeros, al llegar por Dardo Rocha, no vean lo que rodea tu Hollywood berreta.
Estás haciendo lo mismo que quisieron hacer los militares para el Mundial, hijo de mil putas.

A vos, Susana: mientras vos invitabas a Menem & Co. a Miami, te regocijabas en tu vida vacía noventosa y capitalista, esos "marginales" que hoy querés que sean ejecutados por escuadrones de la muerte nacían, se criaban, y sembraban su odio hacia una clase anti-social que acude a ellos sólo cuando busca puntos de rating para saciar su instinto de competencia y megalomanía.

"Los marginales nos están matando", lloran por cámara. ¿De que clase social era el piloto de TC que atropelló a un bebé, o Sebastian Cabello? ¿De que clase social es quien incendió los campos de Zárate hace un año? ¿De que clase social es el marido de Valeria Mazza que le roba hospitales a su comunidad? ¿De que clase social son ustedes? Las ratas no tienen clase, y la sociedad, tarada, está mucho más allá de tu florista contratando taxi-boys. Estamos en otra cosa, bebé, los marginales estamos esbozando en papel higiénico del duro la forma d eentrar a tu casa, violarte y profanar tu cuerpo de vieja recauchutada.

Pues bien, es tiempo de cosechar. Cosechar el odio, en forma de bala. Cosechar la impotencia, en forma de violación. Cosechar la injusticia, en forma de muerte gratuita.

Hablan de como el aborto bajó la inseguridad en EE.UU.: idiotas, no saben que acá aborta la chica de mentalidad yogur Ser-Cosmo-Sex & the City que no tiene tiempo para soportar ni cargar errores de una noche con el oficinista genérico. Habría menos de ustedes con el aborto en este país, y más de nosotros.
De nosotros, porque no sé cuantos pueden saber lo que es embarrarse los zapatos con el barro de tu calle, tomar un colectivo en conurbano a doble precio de lo que cuesta en Capital, llegar a Constitución tratando de no pisar a los espectros que duermen en los escalones, tener que ver viejas estiradas quejándose de los cartoneros por calle Corrientes, mientras aquellos, tan ocupados en su digno trabajo, ni siquieran notan el bolso de cocodrilo de la estúpida que busca una Buenos Aires clon mersa e indefinido de ciudades tan lejanas como Paris.

No suelo usar este tipo de lenguaje, pero me cago en las Instituciones de este país, que son perfectas porque permiten que, poquito a poco, se vaya instalando la anarquía y la guerra civil.
No veo la hora de que todos esos pelotudos que hablan por sus adefésicos medios deban agarrar un fusil para defenderse de las huestes conurbanas.

Espero las opiniones de todos los que pasan por acá, al menos unos minutos, de los que me aprecian o no soportan este espacio, en parte porque me interesa saber que piensan, esta vez más que nunca.

Buscando América, Cap. 2: Chile

Alejando Jodorowsky, nacido en Chile, ciudadano del mundo.
Él representa todo lo que un artista debe ser, en un tiempo en que los artistas ya no son.

Buscando América, Cap. 1: Venezuela





Todo surgió a partir de cursar y recursar griego y latín. Algo no me cerraba, como que no me decían nada sobre mí esos idiomas tan cerrados y lejanos. No caigo en el simplismo de sólo juzgarlos por ser lenguas muertas, sino que, en sus culturas y herencia, entreveo lo peor del ser moderno, y muy poco de lo que me gustaría que nosotros seamos como continente.
Ha pasado más de un siglo desde el "Ariel" de Rodó y las cartas de Martí. Revoluciones, "evoluciones", y los traumas que todos conocen.
Y creo que esta crisis de la que todos hablan -y muchos aprovechan-, crisis que nosotros no sentimos porque siempre estuvimos igual, debe tomarse no como un trauma, sino como la oportunidad de dejar de lado modelos toscos que hemos tomado de culturas lejanas, para así poder concentrarnos en una sola nación, dejando de lado fronteras políticas, y uniéndonos como un gran pueblo, con creencias pre y post colombinas, con un color urbano diferente a esas luces de neón que agobian nuestra identidad y convierten a nuestras ciudades en calcos berretas de Parises, Madrides y Nuevayorques genéricas, con tonadas heterogeneas, alejadas del español clásico que no denomina un 10% de lo que podemos llegar a visualizar en nuestros campos, selvas y esteros.
No hay socialismo, democracia o institución moderna que refleje lo que somos, por eso me encaminaré, con mi biblioteca de papel y sonora -siempre tuve la idea de que 15 platones no me dicen tanto como un Asturias o Rulfo, y de que una Chabuca Granda supera a enésimos Dylans-, con mis limitaciones y prejuicios, a descifrar, lugar por lugar, a estos símbolos de Latinoamérica, sin explicarlos, sólo mostrándolos, oyéndolos o leyéndolos, para que puedan juzgar por sí mismos si mi aborrecimiento hacia la cultura grecolatina es parte de una imposibilidad de aceptar la herencia o una justa reivindicación.



Click sobre la imágen si quieren conocer más de la diosa.

¡Duro!


Conmigo vienen, vienen los de atrás
Conmigo vienen, vienen los de atrás
conmigo vienen, vienen los de atrás
los de atrás vienen conmigo, vienen los de atrás.

Yo vengo de atrás, yo vengo de abajo
tengo las uñas sucias porque yo trabajo.
Me he pasado toda la vida mezclando cemento
para mantener a los gringos contentos.

Tu no sabes todo lo que yo cosecho
para dormir debajo de un techo.
Pero yo no soy blandito, yo no me quito,
tampoco me criaron con leche de polvito.

Soy la mezcla de todas las razas:
batata, yuca, platano, yautia y calabaza.
No me vendo ni que me paguen:
a mi orgullo le puse un candado y me trague la llave.

Si hay que pelia' pues peleo con cuchillo
pistola hasta con guantes de boxeo.
Y si salgo herido pues, ni modo,
para curar los golpes alcohol con yodo.

Villa, caserio, barrio todos los proyectos
los deformados marginados todos los abyectos.
Caminando firme, recto, directo
sin arrodillarnos, bien paraos, erectos.

Venimos caminando por una cuerda finita
pero a nosotros no nos tumba ni la criptonita.
Nos tiene miedo el presidente
porque el héroe de una nación es el terrorista de su oponente.

Oye conmigo viene Panamá, el chorrillo y curundú
también viene el Callao en Lima, Perú
Desde Tijuana hasta Chiapas
También viene Tepito.
En Argentina Villa 31, Villa Fiorito.
Caminando con elegancia, los de Chile
desde las Araucanias hasta Villa Francia.
En Puertorro si no la haces, tienes que hacerla,
tambiÉn conmigo viene la gente de La Perla
Villa España, Covadonga, Barboza y Oren,
fuertes tierras, Canales, las Monjas también,
ojala el barrio 13 y el 18 se unan,
Agua Blanca de cali, medellín las Comunas,
ciudad Bolivar en bogotá que es la que hay.
Chacarita en Paraguay, barrio Borro en Uruguay.
Brazil y todas sus faVelas,
Barrio Pinto Salinas y el 23 de enero en Venezuela

conmigo vienen, vienen los de atrás
conmigo vienen, vienen los de atrás
conmigo vienen, vienen los de atrás
los de atrás vienen conmigo, vienen los de atrás
sin mirar pa´tras vienen los de atrás
mirando pal´frente vienen los de atrás
conmigo vienen, vienen los de atrás
los de atrás vienen conmigo.

In memoriam





The Peanut Butter Solution




Ya está. Por fin la encontré.
¿Vieron esas imágenes de películas que guardan desde niños, pero que no encuentran la manera de definir un actor, un detalle para buscarla en la web?
Bueno, ante esta huella difusa en la memoria, no hay Internet que valga.
Yo busqué "child hair brush that made animated paintings" (seguramente esto saldrá entre las búsquedas ridículas de algún blogger angloparlante, pero qué va), y la encontré. Mi vellocino dorado.
Recuerdo haberla visto durante plena fiebre por Chatrán (ajena, odio a los gatos), allá por finales de los '80.
Luego, ya en Buenos Aires, grandote boludo, a finales de los '90, por Azul/Canal 9. Como no la agarraba desde el principio, siempre me esquivaba su título.

The Peanut Butter Solution es canadiense, de 1985, y es el film para niños más incoherente, y por lo tanto genial, de la historia.

La madre deja a los chicos una semana con el padre, un pintor venido a menos que sufre, seguramente porque la mujer se fue a "replantearse" algunas cosas.
Uno de los dos hijos, con su amiguito oriental, encuentran una casa abandonada, y éste se aventura. algo ve adentro, que lo desmaya del susto. El shock le hace perder el cabello, y entra en una gran depresión que el padre amaina con un horrible peluquín pegado al cuero cabelludo con plasticola.
En medio de un partido de soccer, al pibe se le cae el gato, y todos se mofan de él, ergo, gran depresión.
Una noche, oye ruidos en la cocina. Cuando baja, ve a unos viejitos homeless a quienes les había dado unas monedas en la cocina. Resulta que son los fantasmas que lo asustaron en la casa abandonada, y ahora quieren reparar su error dándole al pibe un ungüento en el cual la mantequilla de maní es el ingrediente secreto (díganme quienes la hayan probado: ¿es dulce, salada, rica, horrible como todo meal yanquee?). Le aconsejan que no use mucho, porque trae consecuencias indeseadas.
Obviamente, el chico se pasa como para un batallón, y su amigo el chinito cree gracioso pasarse la solución por su zona púbica (¡!)
Al día siguiente, comienza a crecerle el cabello a razón de centímetro por segundo (¡Cómo lo envidio!)
A todo esto, llega a la escuela un nuevo profesor de dibujo, Il Signor, un viejo con cara de pedófilo que echa de la clase a pelucón por ponerle fantasía a una naturaleza muerta.
Acá da un vuelco la película, porque comienzan a desaparecer niños en la ciudad, entre ellos nuestro protagonista. La hermanita, una dulce, y el chinito, ven en una librería unos pinceles extraños a la venta. Al parecer, las serdas están hechas con cabello de su hermano. Pregunta al vendedor quien trajo esos pinceles, y descubre al Signor, con un tapado de cabello de su hermanito, repartiendo pinceles por la ciudad.
Lo sigue en bici hasta el taller (esa es la escena que esta grabada en mi mente), y descubre que tiene a su hermano secuestrado, y a todos los niños del pueblo trabajando para él, cortandole el pelo para hacer pinceles mágicos.
Con estos pinceles Il signor pinta cuadros animados (técnica de pantalla azul). A partir de allí, llega la liberación de peluca, vuelve la madre, Signor encarcelado, y todos felices.
Fin

A continuación pueden verla online. Tiene un dejo de "Los 5000 dedos del Dr. T", otra gran peli para niños de los años '50.



Gravity Rainbow




Basta de ñoñéz.
La realidad vuelve a galoparme.

El viernes tengo que rendir final de Literatura Francesa. No la soporto.
Sean Penn gana el Oscar haciendo de Hugo Araña en Matrimonios y algo más. Me entero de que murió Vampira (había estado mirando videos de ella hablando de Ed Wood hace unos días, lo que confirma que o soy Nostradamus o soy piedra), y de que MIA no va a estar porque acaba de dar a luz a un futuro revolucionario pop.

El día estuvo gris febrero, como a mí me gusta, y comí panqueques y pochoclos.
Empiezo a pensar en escribir un guión de una película argentina hablada en inglés sobre call centers, un disco que mezcle Afrobeat, Jorge Ben, Los Destellos y Willie Colón, y un libro sobre gente que vive en la cuenca de dos arroyos que oprimen al barrio como un puño a punto de cerrarse enérgico.

La primera noche de luna de miel en Colón, gloriosa Entre Ríos, mi -¿mujer, esposa, cónyuge, otra mitad, señora?- y yo soñamos al mismo tiempo con magia voodoo.
Yo con un demonio blanco, ella con uno negro.

El yin y el yang.

Momentos Top musicales de la fiesta

8 horas, 8, de música en mp3, segurísimo de que tod saldría perfecto en ese aspecto, para que en el medio de los americanos, previo a la entrada del tan solicitado chamamé, se recalentara la bandeja.
Ahí nomás saltaron mis amigos del trabajo y zafamos.

A partir de esa noche, lo sabía, muchas canciones se resemantizarían en mis recuerdos.
Ejemplo:

Israel Kamakawiwo cantando Over the Rainbow / What a wonderful world mientras la gente ingresaba al salón: Como yo no estaba, lo llamé a mi hermano para ver como se oía. Sublime.

Carta Branca de Araketú en la entrada de los novios (o sea P&P) al salón. Temblaba hasta que mi hijo me saltó sobre el traje.

El mix 80's con Stop (indispensable para que Luciano y sus ángeles abandonden los asientos y levanten la fiesta -son geniales), So Hard de Pet Shop Boys y Tainted Love. Para que todos bailen, como le dicen, "americano". Ya los más pibitos iban pidiendo reggaeton. Y saltó la púa.

Me planto frente al público aregando a que no decaiga, la novia tira el ramo (lo agarra una nena de 6 años) y los anillos (lo saca una de 18), y llega el reggaeton. Highlight: La Perla, de Calle 13.

El Toro, por Barboza. Todos lloran, recordando a quienes ya no están, y bailan. Como una misa del noreste, mi segundo momento preferido antes de:

Rock & Roll de Led Zepellin. Mi cuñado deja la cocina, mi mujer, los tacos, y bailan un rock como nunca antes ví en mi vida. El momento de la noche.

Corte de la torta y fotos con What a feeling (nada de Unchained Melody, la odio), Neverending Story y God Only Knows.

Alcohol de Jorge Ben y el mix de Carlinhos Brown, todos sorprendidos porque me encargué de avisarles a todos de que no habría carnaval carioca. Estuvieron todas las versiones originales (Taj Mahal, Fio Maravilha, País Tropical y Sebastiana).

A partir de ahí, la gente comenzó a irse, y todo se volvió recuerdo. Uno de los más gratos de esta historia que comenzó un 21 de septiembre de 2005, y que hoy nos tiene aquí, en una alianza en la cual nadie tomará el helicóptero.

Las fotos para la próxima.

Look back


Agranda la puerta...

Agranda la puerta, Padre,
porque no puedo pasar.
La hiciste para los niños,
yo he crecido, a mi pesar.
Si no me agrandas la puerta,
achícame, por piedad;
vuélveme a la edad aquella
en que vivir es soñar.


Miguel de Unamuno.

Foto de Patricia C

El libro de recursos de tía Erma.



Y dicen que antes se consumía mejor literatura.
Hace un tiempo hice un post sobre los mejores títulos que me tocó apreciar.
Hoy, hurgando en mi archivo, encuentro el peor:
"Si la vida es una fuente de cerezas. ¿por qué siempre me tocan los carozos?"
Y, abu, con esa carita...

Los Cacho de Oro


See, uno de mis placeres culpables es mirar los Oscar, desde que tengo uso de razón.
Ya se me hace algo como mirar un Mundial de fútbol: aburridísimo, pero algún sentido de la obligación del pasado me dice que debo hacerlo.
Tradición lo llaman.

Y, adelantándome un mes y habiendo visto ya todos los filmes nominados, les traigo las buenas nuevas, y las malas de siempre.

Por primera vez va a conducir la ceremonia un extranjero (sin contar a
Whoopie Goldberg que vino de uno de esos planetas nerd de Star Trek). Y, vieron, en época de crisis el outsourcing es lo que paga. Verizon me tiene a mí, y la Academia a Hugh Jackman. Si es un tipo con chispa como para conducir este evento, no lo sé. Pregunto, ¿Por qué no se dejan de joder y le dan el carnet vitalicio a Billy Cristal? Es el único que sabe hacerlo bien. Steve Martin rulea también, pero da la sensación de que todo lo que hace lo hace a desgano. Así y todo, es muy gracioso (chequeen sus films de finales de los 80 / principios de 90)

La lista de muertos, uff. El momento para que las chicas lloren y los hombres digan "¿Y este se murió!.. Pensé que ya había muerto..."
Entre los 200 técnicos y directores de arte, van a ver gente aplaudiendo de pie a
Paul Newman, Sidney Pollack, Charlton Heston, Bernie Mac y Juliette Lewis (¿?)

Acá va mi lista, por si a los académicos les falta nombrar a alguien:
Ricardo Montalbán: Hace 15 días ¿Lo habrán enterrado con el traje blanco de La isla de la fantasía?
Pat Hingle: En el cast permanente de casi todas las películas que solía ver de chico, el Comisionado Gordon de la Batman de Burton para que lo cachen.
Sam Bottoms: Gran actor, de recordado papel principal en Last Picture Show, y secundario en Apocalypse Now.
Bettie Page: La mujer más bella de la historia... a quien el 99% de utedes creían ya muerta. Era evangelista, lo que es casi un empate con el deceso.
Charles Joffe: Uno de los pocos que ponían año a año los verdes para que Woody Allen filmara.
Richard Widmark: El Ed Harris de los '50, gran actuación en El Rata, del maestro Fuller.
Roy Scheider: "It's showtime, falks". El que más me dolió, lo recordaré en Tiburón, French Connection y la citada All that jazz, entre otras. Otra father figure privada que se va.
Don La Fontaine: La voz de todos los trailers, el hombre que con su voz nos hizo perder mucho dinero dándole heroísmo a películas que después eran un bodrio.




Ahora, las alegrías de la noche:



* No nominaron al nuevo bodrio del de Moulin Rouge ni a la remake de la pareja Di Caprio-Winslet. Los '90 terminaron, graciadió.

* Están
Mickey Rourke y Heath Ledger, van a sorprenderse con el look de Motorcycle Boy cuando por fin se haga la justicia que no hizo Coppola al darle una segunda oportunidad a el tosco de Matt Dillon y no a él. Y el australiano anunció que tal vez no vaya a la ceremonia. Lástima, me hubiese encantado oír los comentarios sobre su traje negro sobre la alfombra roja.

* Tiene las nominaciones justas la peli que comenté anteriormente,
Changeling: vestuario y actriz.

* Hay
Fincher y Boyle nominados a director, lo que confirma que la Academia le erra siempre por uno (Zodiac) o 10 años (Trainspotting, por fenómeno social más que por gusto personal).

* Hay
Marisa Tomei (baba) y Downey Junior, dos gigantes.

* ¡Está
MIA nominada como intérprete para mejor canción! Lo que confirma que sigo estando un año o más adelantado a todos ustedes, chicos. Ah, una más: Murió John Martyn, exactamente 15 días DESPUÉS de que yo publiqué en mi "humilde" espacio Solid Air.

No caben dudas, o soy Nostradamus, o soy yeta. Ustedes dirán.


Las malas:




* Seguramente habrá traducción simultánea de TNT...ufff

*
Sean Penn nuevamente nominado: ¿Cuando se van a dar cuenta de que ese hombre es de madera? Encima, cuando subió a recibir su premio todos esperaron un nuevo Brando-gate, y salió con una lamida de de tujes digna de Santaolalla.

* De las 5 nominadas, ninguna me despertó más que un bostezo.

* Falta comedia. Faltan
Kevin Smith con Zack & Miri make a porno y Gondry con Be kind rewind, y sobran nominaciones para dibujitos (no me vengan con el rollo de la animación, para mí fueron, son y serán dibujitos). Soy d elos que no diferencian Wall-E de Cars u otras. Y esos directores, en 10 años, cuando hagan una bosta bien aburrida, estarán nominados. Raro que no empezaron a nominar a Wes Anderson o Linklater, ahora que son tan pro.

* BASTA, B-A-S-T-A de
Ron Howard. Please.

* Están nominados
Penélope Cruz y Brad Pitt, lo cual no se si es malo, pero significa que a cualquier tronco lo vestis de humano y puede ganar un premio.



¿El Honorary Award? Si les cuento les arruino la velada, ya les adelanté todo. Sólo les digo que es el más merecido de los últimos 30 años, excluyendo los de De Laurentis y Elia Kazan.





Luego de repasar con mi escobillón la alfombra roja, voy a un punto neutral (Cuba, tal vez) a encontrarme con la enviada a Washington emeygriega, a quien saludaré afectuosamente por entrar a nuestra tribu. Hagamos la inquisición y no la guerra contra quienes critican , amiga.

Bellezas del archivo...


Miss 13/20 Carlos Casares, año 1992.
Ma que flogger ni flogger, esas eran mujeres, caray!
Se dice que se armó un gran revuelo porque la "monada" quería a Carina (al menos a mí me parece la más linda, una belleza de "época")
Pero Soledad, con su cabello llovido y su sonrisa, se llevó el trofeo, entradas para los boliches de onda de la época, donde se pasaba "marcha", y llovían las celebridades al estilo Jazzy Mel.
y parece, por la carucha de la foto, que Gabriela no quedó contenta con el segundo puesto, aunque debería estar agradecida...

Dossier del Rock Nacional, parte II: el inicio del rock en Argentina.






Al llegar a la casa de mis padres en estas dos semanas de vacaciones, me dí cuenta de que había olvidado algo muy preciado: mi caja con
mp3. Lo único que había en mis bateas adolescentes era la discografía completa de... SUMO. Y, como reza Mastroianni, io ricodo.


Yo recuerdo un Festival de Cine de Mar del Plata que fuí a cubrir para una revista de estudiantes. Tuve la desgracia de asistir a la premiere de "Luca Vive", dirigida por el entonces director del INCAA post De la Rúa, Jorge Coscia. Me recuerdo descostillándome de la risa frente a las imágenes de un Luca con remera de Ataque 77 (¿?) dando vueltas al monolito junto a las Madres de Plaza de Mayo, o frases del PELOTUDO del actor (así, con mayúsculas, lean esta nota y lo confirmarán) como "ezzte Pedinatto va a derminar corrtando la manzana con Sofovich".
En un momento -yo estaba en primera fila de ese bar cool con trapo como pantalla-, alguien me patea desde atras, levemente. Y ví a Polimeni, Coscia y la actriz a la cual ese Luca dientón y gordo se estaba garchando en pantalla, mirándome con cara de odio. Lo único que se me ocurrió hacer fue levantarme y preguntarles si esas canciones del film habían sido compuestas por Iván Noble. Orgulloso, Coscia (amigo de Duhalde, patotero, cineasta intrascentente) me respondió que eran de su autoría. Una basura.




Yo me recuerdo
en 7mo. grado, gordito, bigotudo, tarareando algún tema de
Divididos por la felicidad. Cuando uno escuchá su
primer grupo de rock, tiene esa sensación como que nadie más que uno los conoce. Había descubierto Sumo en un compilado en cassete Grundig marrón de 90' que me prestó mi primo, porque mi papá le pidió que me pasara algo de música de la época, ya que había notado que grabarme Grundigs con juegos de Commodore 64 ya no me emocionaba tanto como antes de cambiar la voz y notar vellos en mis pantorrillas.
ese compilado traía El ojo blindado. Yo no entendía nada de lo que ese cantante que no conocía pero imaginaba pelado decía
, y tarareaba desde mi banco "aprieto los dientes / miro a los xeneizes (¿?)/ y no estás vos". Mariana, la rubia de quien todos gustaban, se acercó -como amiga, obvio, ya dije que era gordito y demasiado hablador- y me corrigió la letra. Me quedé pasmado, y egocéntrico como era, la odié todo el año por corregirme en algo, y por matar la ilusión de que Sumo era my own private Idaho.


Yo recuerdo
una tarde en gimnasia, en el colegio. Colgué mi buzo canguro con la cara de Luca (esa de la portada del póstumo
Fiebre) en una barra para hacer burpis, mi tortura. De tanto pensar que después vendría el ensayo con la banda con la que hacíamos covers de Sumo -duró 2 ensayos-,
alguién me robó el buzo, que había comprado en un viaje con mis padres a Mar del Plata, y que sabía nunca iba a volver a tener, ya que en un pueblo, en esa época, no existían las remeras rockeras. Después, el ensayo con camiseta de algodón Topper transpirada, teniendo que colgar el micrófono del techo de una casa abandonada que era del abuelo del baterista, porque yo tenía micrófono pero no pie (¿nadie notó que sólo quería cantar y no tocar la guitarra?). Mientras degustaba un cigarrillo sin tener que esconderme de mis padres, aparece mi viejo en medio de la sala. Venía a hacernos de plomo para llevar los equipos -en los pueblos no existen las salas de ensayo-, y todos se miraron cómplices al verme escupir el cigarrillo como un niño, cuando segundos antes ofrecía una burda imitación adolescente del italiano.



Para mí, el rock argentino comenzó mucho después de los dotados músicos de los '70, mucho más allá de las palabras pegadas con música vacía en stereo de los '80, y terminó antes del sonido copiado de los '90. Ni hablar de la mersada '00. El rock en la Argentina, quiero recordar, comienza y termina con un sólo hombre, rodeado de pésimos músicos -lo demostraron en sus demagógicas y anquilosadas carreras posteriores-, un hombre que, aunque dejó que un saxo arruinara todas sus canciones, un hombre que, a pesar de no inmutarse desde el más allá por la profanación de su memoria desde las páginas de la RS o los informes de TN, sigue sonando auténtico, irónico y colosal en frases como the blind, leading the blinds, breaking glasses in other people's rooms, o phones ringing in empty rooms.






Dos discos, para quienes aún creen que Luca Prodan es sólo una bandera de las tribus grasas, que cambiarán su forma de ver a este hombre, sin necesidad de actorcitos que copien sus tics sin entrar en su psiquis, o idiotas que sigan haber comprendido su filosofía cuando sólo le pagaron una ginebra, o ex bandmates ignorantes que conocieron a Lou Reed y Joy Division por los discos que él trajo desde Londres, que ahora hablan como si hubiesen sido sus hermanos.







Muchas veces, se habla de artistas a quienes se les pasó el cuarto de hora y siguen robando con restos de los que alguna vez fueron. Yo nunca diría que fue mejor que Luca haya muerto para recordar el pináculo de su talento, es más, ni siquiera sé si tenía talento, lo que puedo afirmar es que esos 7 años que la vida le regaló -quién conozca su historia sabrá que, antes de venir a la Argentina, estuvo en coma casi irreversible por la heroína-, los aprovechó para dejar una de las discografías más coherentes del rock universal. Sí, universal.


5 Luca:
Estallando desde el océano

Teléfonos que suenan en piezas vacías / White Trash

Cuerdas, gargantas y cables

Mejor no hablar de ciertas cosas

Mula plateada