Comus, First Utterance, 1971


Día de lluvia, antojadizo para un gran disco de folk. Pero como pensé que seguramente a muchos de los que leen esto no les interese demasiado el género (de a poco me voy avivando de que es lo que bajan), les subo uno de los discos más perfectos que guardo en mi colección -de folk, obvio, no iba a ceder -.Sí, lo sé, la tapa es una de las más horribles de la historia, pero si un grande como David Tibet (Current 93) ha elegido a Comus como inspiración de su extraño y mutable combo, si en cada segundo de Tilt (Scott Walker, 1995) puede olerse el aroma sui generis de esta gente, algo hay. Los ambientes, las líneas de voz casi animales, las melodías amalgamadas en un oxímoron de lo vacuo esperanzado, el nirvana de este sonido y aquella furia, nos ofrecen la transición perfecta entre lo mejor de los '60 y la heterogeneidad de lo que fue la música en los '70. Más allá de las palabras, que pueden sonar muy bellas, pero que no hacen un buen disco, escúchenlo con atención, sumérjanse, y después me cuentan. Me interesa saber que les pareció, si ya lo tenían, y que les parece, si lo han bajado. No he escuchado demasiadas opiniones que vayan más allá de la fea tapa, y me gustaría cotejar con ustedes, que tienen buen gusto. Si no, no estarían dando vueltas por acá.

1 pálidas ideas:

Pompeyo dijo...

Buenassss!: Acabo de escucharlo y me gustó mucho. Cierto exceso de hipposidad me resultó un poco cuesta arriba, pero valió la pena.
Se agradece.
Pompeyo